lunes, 19 de marzo de 2012

Pocholo y sus pompas múltiples



por Juan Manuel López Baio
19.marzo.2012

Pocholo es el que observa al protagonista. Primer sorpresa: Néstor Navarría, quien anteriormente nos había ofrecido una actuación emocionante al interpretar al sufrido boxeador 'Bengala' en la obra del mismo nombre, en esta ocasión será Tintín, el sodero y repartidor que a puras reminiscencias y diálogos imaginarios evocará en nosotros la nítida imagen de su amigo Pocholo, que da nombre a esta pieza. Pocholo, físico especializado en la teoría cuántica de los mundos múltiples paralelos, acerca de la cual instruye a Tintín con analogías gaseoquímicas que el sodero se apropiará con proletario lirismo, de acuerdo a su propia experiencia cotidiana con el compresor de gas para los sifones.

Mientras tanto, Pocholo mira trabajar a Tintín. Lo mira, fuma y llora. Y Tintín se enerva, “¡¿Por qué llorás, Pocholo?!” Y se larga a contarnos sobre su amigo, sobre su pasado y sobre su propia vida; hilando historia tras historia, vamos sabiendo de los sueños de la infancia, de la sodería que le dejó el viejo, de las andanzas de su gato Homerito, de Wanda el amor perdido, de los aprietes de “la marca” para quedarse con el reparto.

La dramaturgia de autor que así se nos presenta, se complementa con una dramaturgia de actor que sobresale por su precisión y eficacia. Es este código basado en gestos, posturas, voces, ritmos, calidades de movimiento, desplegado con la fluidez que habilita un trabajo actoral artesanal, el que le permite a Navarría interpretar todos los personajes de la historia, al tiempo que recrea ante nuestros ojos la pequeña línea de producción de la sodería, operándola sin pausa durante el transcurso de la obra; todo ello contando sólo con su cuerpo y el espacio, apoyado por los climas y transiciones lumínicas. Navarría se destaca por solventar este mecanismo sin detrimento de la carga emotiva que no cesa de aportar en lo que hace.

La articulación escénica del relato juega con las premisas de la multiplicidad cuántica que Pocholo explica, ya que las decisiones y sucesos que marcan el destino de Tintín (vender o no la sodería, salvar o no a Homerito, quedarse o no con Wanda, etc.) nunca son definidas del todo; aparecen en estado doble, incierto, posibilidades innúmeras e infinitesimales que, según esta teoría, podrían coexistir en un multiverso que las expresara a todas simultáneamente. Homerito vivo Y muerto al mismo tiempo, como el gato de Schrödinger.

Con esta producción el grupo Sin Guardia vuelve a presentarnos las tribulaciones de un ser de raigambre popular, transitando la vida entre alegrías efímeras y golpes dolorosos; al hacerlo se vale de un lenguaje singular que se aleja de los lugares comunes para contar estas historias, y nos propone una vuelta de tuerca más que interesante.

Ficha técnica

Autoría: Alfredo Megna
Actúan: Néstor Navarría
Vestuario: Mercedes Piñero
Diseño de luces: Pablo Quiroga
Diseño de imagen: Tomy Megna
Asistente de producción: Ana Laura Schechtel
Asistencia de dirección: Lorena Székely
Prensa: Tehagolaprensa
Producción: Gabriela S. Giba
Dirección: Leonardo Odierna
Duración: 60 minutos

Temporada Enero-Marzo 2012
Viernes 23.30 hs (del 27/01/12 al 23/03/12)
Belisario Club de Cultura
Corrientes 1624, CABA (Mapa)
Teléfono: 4373-3465
Entrada: $50

No hay comentarios:

Publicar un comentario